martes, 22 de julio de 2014

NOSOLOROL LO HA ENTENDIDO

Tenía escrita esta entrada pero no la había publicado en vista de la agresiva respuesta que habían tenido mis anteriores post de opinión. No es que me hubiera achantado, ojo, sin embargo decidí dar un respiro a tanto flame gratuíto. Desgraciadamente hoy he visto este tráiler e, inmediatamente, he cambiado el título de “El gran fallo de la industria del rol” por “Nosolorol lo ha entendido”.
Echad un vistazo, vale la pena.




Este, amigos, es el ejemplo que hay que seguir. No están anunciando un juego, sino una partida. Te lo han montado como si fuera una peli y está bastante resultón. Si bien hay aspectos puramente técnicos (y de guión) que serían mejorables el resultado final es realmente bueno. De notable para arriba, sin duda.
Puede que os estéis preguntando ahora: ¿a qué viene darle tanto bombo a un teaser?, será que hay pocos. Cierto, los hay. Pero la cuestión no es esa, la cuestión es que Nosolorol acaba de poner una apuesta en la mesa y no con un manual, sino con una historia. Tal vez no lo sepáis, pero os lo voy a contar yo (y preparaos porque después del punto y seguido viene la traca gorda). El gran error que ha tenido la industria de los juegos de rol ha sido dedicarse a publicar juegos de rol. Tan simple como terrible.
                Me explico.       
                ¿Qué es lo guay de un juego de rol? Es más, ¿cuál es la parte más guay de cualquier juego? La parte en la que juegas. No hay discusión posible en esto: un juego está hecho para jugarlo. Lógica aplastante. Pues bien, todo manual básico se distingue en dos partes, trasfondo y reglamento. Mi experiencia me ha demostrado que cualquier paja mental que uno pueda tener en cuanto a sistemas de juego se olvidan en cuanto, como jugador, das con un Máster competente y echas esa partida que te engancha. O sea, podríamos decir que entre la sección de trasfondo y de reglamento, la más “importante” es la de trasfondo. Vale, entonces ¿qué es un trasfondo de un juego de rol? No es una historia en sí, ni un cuento, ni un relato, ni una novela, realmente es un ensayo, ni más ni menos. Te introducen en un universo, lo sitúan en el tiempo y el espacio y te dan toda la información geográfica, política y social del entorno para que después tú como DM seas capaz de administrarlo a golpe de partida.
                Ahora haced este ejercicio conmigo. Pensad en vuestra obra favorita. ¿El Señor de los Anillos? ¿Juego de Tronos? ¿Star Wars? ¿Blade Runner? ¿Perdidos? ¿Galáctica? ¿La Dragonlance? ¿Los Reinos Olvidados? Lo que sea, me da igual. Ahora decidme, ¿qué fue lo que os hizo que os gustase tanto?, ¿el leer un ensayo pormenorizado sobre ese universo?, ¿o la historia que se desarrollaba en él?
                Yo siempre he defendido que los juegos de rol son la mejor forma de literatura. Son literatura viva. Cuando lees un libro, o ves una peli, o ves una serie, eres un espectador. En una partida de rol eres el jodido protagonista (a no ser que el Master tenga aires de grandeza, ahí la has cagado). De modo que si las editoriales hubieran potenciado la creación y publicación de partidas, de campañas, como las temporadas de una serie de televisión por ejemplo, estoy seguro que otro gallo nos hubiera cantado a todos. Y por esta razón cuando veo a Nosolorol dedicar este esfuerzo en promocionar una partida tengo que aplaudir. Sí señor, joder. Que sea la primera de muchas. Si quiero leer me compro una novela, si quiero jugar me compro UN juego y MUCHAS partidas. Por ahí, y por ningún otro lado, se va al futuro de la industria del rol.

                Precisamente, ése es el plan que tengo para el witchpunk. Como tendréis oportunidad de descubrir The Gift, el juego básico, será corto y, a la postre, puede que lo veáis incompleto. Sí, tiene su parte de reglamento y su parte de trasfondo. Pero en el trasfondo, por ejemplo, no describo ningún setting. Apenas hablo de Puerta de Tanhauser –que para eso la estoy publicando en el blog por la patilla-, tampoco he incluido ningún bestiario, ni callejero, ni ese tipo de cosas. ¿Dónde estarán? En la partida gratuita que se podrá descargar desde el blog, dónde si no. En el manual básico, como su nombre indica, está lo básico para empezar a jugar. Pero, ¿descubrir el mundo? Uno descubre el mundo jugando y cincelándolo a su gusto a golpe de dado. Con dos wevos.

1 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada