domingo, 29 de junio de 2014

ROLEAR SIN ROLEAR. NO-ROLEAR ROLEANDO

Todos cuantos os dais por aludidos cuando me refiero al “rolero” medio caéis en vuestra propia trampa. ¿Jugar al Risk te convierte en riskero? ¿Jugar al Apalabrados te convierte en un apalabradista? Si yo tengo que elegir una etiqueta elijo la de no-rolero. Tal vez, viéndome con ella puesta, el resto será capaz de deshacerse de las suyas.

Bruce Lee ya lo dijo en su Tao del Jeet Kune Do “favorece la ausencia de forma para asumir todas las formas”. ¿Te gusta leer? Lee. ¿Te gusta escribir? Escribe ¿Te gusta dibujar? Dibuja. Pero elimina tu ego, libérate de esa carga. Y de paso, liberemos al rol de la suya. Dejemos que juegue con todos los demás. Abramos sus puertas.

¿El rol goza de buena salud? En cuanto tenga buena o mala, ya habrá muerto.

Como muestra un botón. Shadowrun 6ª edición verá la luz gracias a un kickstarter. Igual que el Runequest 6; igual que el Vampiro. Pregunta sencilla: ¿Alfaguara necesitará de mecenazgo para publicar la próxima novela de Alatriste? ¿Cuántos libros a publicado Planeta de Agostini por medio del kickstarter? Esa, y no otra, es la diferencia entre una editorial de verdad y otra de mentira. Esa es la diferencia entre un mercado de verdad y una panda de colegas.

No es cuestión de opiniones. Los números hablan solos.

¿Cómo acabar con esta situación? ¿Cómo ponerse al nivel de “los grandes”? Llamadme iluso, pero mi ilusión es que todos, tanto vosotros como yo, usemos el witchpunk para darles en toda la boca a todos esos peces gordos.

4 comentarios:

Publicar un comentario