lunes, 30 de junio de 2014

¿EN QUÉ CONSISTE EL PROYECTO WITCHPUNK?

Creo que va siendo hora de que nos vayamos metiendo en harina. Empecemos con las obviedades.
Primera obviedad. He escrito un juego de rol.
Segunda obviedad. Quiero venderlo.
                Fin del listado.
                Lo que puede que no sepáis, mayormente porque no os lo he dicho, es que witchpunk no es el título del juego. El título es The Gift. Witchpunk es el género.
                Cuando en posts anteriores he dicho que esperaba contar con vuestra ayuda no me refería a que donaseis dinero, ni a que me compréis el juego –bueno, a esto último en realidad sí, para qué nos vamos a engañar-. No, ya en serio, si digo que busco vuestra participación es porque el concepto de witchpunk debe ser libre. Debe extenderse. Debe compartirse.
                Mi libro, al que he titulado The Gift, es la primera obra de witchpunk del mundo. Y es un juego de rol.
                Si hablamos del Señor de los Anillos hablamos de fantasía épica, si hablamos de Galáctica hablamos de ciencia ficción, si mencionamos a Blade Runner hablamos de cyberpunk. Pues cuando hablemos de The Gift estaremos hablando de witchpunk.
                Comprenderéis por qué solicito participación. No es que quiera que me ayudéis a publicar un juego. En absoluto. Lo que os ofrezco es un campo de cultivo virgen, un Lejano Oeste al que cabalgar, una ruta de la seda a la que aventurarse. Os ofrezco la colaboración para construir desde sus cimientos un nuevo género literario y cultural.
                Ya sé lo que estáis pensando. No voy fumado, os lo juro, no me he metido nada. Pero pensadlo, no estaría aquí, regentando un cutre-blog como este si no tuviera algo nuevo que ofrecer. Necesito gente que tenga imaginación, que sepa escribir, dibujar o cualquier otro “don”.
                ¿Por qué presentar un género con un juego de rol y no con una novela, o una novela gráfica? Ya puestos, ¿por qué no una película de Hollywood o una serie en la HBO? La respuesta es sencilla: no hay correspondencia entre mis capacidades artísticas y monetarias y la magnitud de la empresa que se ha dibujado en mi cerebro. Un juego de rol es algo que puedo escribir y auto publicar, y lo que es más importante: es la herramienta perfecta para presentar este nuevo entorno que he imaginado para que vosotros lo hagáis vuestro.
                Imaginaos un momento que The Gift sale a la venta y, no solo cubro gastos, sino que gano dinero con él. Si la cosa queda ahí, mi proyecto será un fracaso. The Gift debe ser un primer ladrillo para que la idea del witchpunk se cristalice en la imaginación colectiva. Que otros, a parte de mí, se animen a crear sus propias obras basadas en la filosofía y la ideología del witchpunk.
                Sé que estoy loco. Sé que lo que digo es imposible. Pero recordad cuando William Wallace les dijo a los nobles escoceses que pretendía invadir el sur de Inglaterra. “Eso es imposible”, le dijeron. “¿Por qué es imposible?” Respondió él. “Estáis tan preocupados repartiéndoos los restos de la mesa de Longshanks que habéis perdido el derecho a aspirar a algo más”. Vale que al final Braveheart es traicionado por esos mismos nobles y muere descuartizado… quizás no ha sido un muy buen ejemplo… pero qué coño, ¿quién no quiere echarle dos güevos como hizo él?

2 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada